Su novia embarazada lo dejó. Cuando la encontró ya había abortado, entonces él….


Un estudiante universitario de la ciudad de Florida fue acusado de asesinar a cuchilladas a una pareja y de comerse el rostro del cadáver del hombre, y cuando fue descubierto le dijo a los oficiales: ¨ayúdenme, me comí algo malo¨, mientras escupía pedazos de carne humana.

Por si fuera poco, el joven de 19 años, Austin Harrouff le rogó a los policías que lo descubrieron que lo mataran en ese momento después de que apartaran los cuerpos de la pareja que asesinó, esto según unos documentos que fueron obtenidos de la corte donde fue sentenciado este estudiante canibal. 



Austin Harrouff está acusado de asesinato por haber atacado a una joven pareja, Roger Stevens de 21 años y a Michelle Mishcon de 19. El hombre se estaría enfrentando a la pena máxima ante la corte estadounidense: la pena de muerte.

Los policías mencionaron a medios locales que fue encontrado en ropa interior, haciendo ruidos de animales extraños mientras le mordisqueaba el rostro a la mujer, encontrándose fuera de si y aparentemente drogado.

Al poco tiempo de las investigaciones se descubrió que Michelle Mishcon, la mujer a la que asesinó a cuchilladas era su ex pareja quien había huido de su lado al enterarse que estaba embarazada, el joven tardó meses en descubrir que la chica en realidad lo había dejado por otro hombre y se realizó un aborto, cosa que lo enloqueció y orilló a consumir narcóticos. Entre la mezcla de las drogas sintéticas y los celos, cometió el horrible asesinato y acto de canibalismo contra el nuevo novio de Michelle.


Las autoridades descubrieron en unas cámaras de seguridad que el joven había salido de un restaurante unos 45 minutos antes del ataque y se encontraba en compañía de su padre, con quien no lleva una buena relación, pues fue él quien comenzó a agredirlo y decirle que era un poco hombre por dejar que su novia se fuera con otra persona.

Sin embargo, la madre no sabía nada de esto y había reportado al joven estudiante como desaparecido y que hace más de una semana comenzaba a comportarse de una manera extraña, diciendo que tenía superpoderes.


Al tiempo se determinó que esos superpoderes de los que hablaba se trataba de una droga muy poderosa llamada ¨flakka¨ o mejor conocida como ¨sales de baño¨, misma que comienza a popularizarse en parte de México y Estados Unidos, convirtiendo a las personas que las consumen en verdaderos zombies. El joven caníbal confesó su crimen y dijo que se había comido el rostro de este sujeto por haberle quitado a su chica.



Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda