Pensó que su esposa lo engañaba y puso una cámara, lo que descubrió fue mucho peor que una infidelidad…


Y justo cuando pensábamos que lo habíamos visto todo, la vida vuelve a darnos tremendas sorpresas, tal es el caso de la historia que te contaremos a continuación. Se trata de un hombre de 36 años, quien cansado de que siempre se perdieran cosas en su casa decidió colocar una cámara para descubrir lo que realmente estaba pasando, sin embargo, para su mala suerte, lo que descubrió fue mucho peor a un simple robo. 



Un día como cualquiera, el hombre notó que uno de sus relojes favoritos no estaba, pero días después apareció misteriosamente, por lo que comenzó a pensar que su esposa lo engañaba. Consternado, sabía que algo extraño estaba pasando, así que sin decir a nadie, instaló algunas cámaras de seguridad en su casa. 


Al día siguiente, empezó a seguir los pasos de su trabajadora doméstica, quien no sabía que estaba siendo grabada. El hombre descubrió que la señora disfrutaba de revisar los juguetes que él y su pareja usaban en la intimidad, pero no se preocupó, pues al final ¿A quien no le llama la atención conocer eso de los demás? Sin embargo, al revisar bien el video, el hombre notó que su trabajadora estaba más que interesada en los juguetes de su esposa ¡Ella se masturbaba con ellos! Y así lo hizo mientras la casa estaba sola. 


Pero eso no es lo más loco. Después de ver toda la masturbación de su empleada, el hombre descubrió que no solo su trabajadora doméstica se masturbaba mientras él estaba en el trabajo, también su esposa se unía al acto sexual y todo había quedado grabado en video.


Así fue como ese hombre descubrió que mientras trabajaba para mantener su casa, su mujer y su empleada doméstica se dedicaban a darse placer mutuamente. 

Al ver esa escena capturada en video, el hombre reaccionó de manera muy violenta, pues se sentía engañado y traicionado por su esposa.



Después de calmarse, decidió confrontar a su mujer, escribiendo una nota que decía lo siguiente:

“Puse cámaras para saber por qué se me perdían cosas, intentando sorprender a nuestra trabajadora en el acto del robo. Desafortunadamente me enteré de su romance. Quiero que sepas que no estoy enojado contigo, pero si muy dolido ¿Por qué no tuviste la confianza de contarme?”. 


Después de leer la carta, la mujer confesó la verdad y lo que hicieron no tiene precedentes, la esposa y la trabajadora decidieron tener un trío con el esposo. No cabe duda que los finales felices existen.



Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda