(TITULO*/PORTADA*/) Los terribles experimentos biológicos de Japón en la Segunda Guerra Mundial

http://culturacolectiva.com/los-terribles-experimentos-biologicos-de-japon-en-la-segunda-guerra-mundial/ 
Por: Daniela García
alt="atrocidades de la seguna guerra mundial cometidas por japoneses"
atrocidades de la seguna guerra mundial cometidas por japoneses

atrocidades de la seguna guerra mundial cometidas por japoneses

Todos estamos familiarizados con los horrores de la Segunda Guerra Mundial, aunque los más conocidos por la infamia y naturalidad con la que se cometían son los de los soldados Nazis, quienes tuvieron cientos de campos de concentración en los que realizaban crueles experimentos y obligaban a los prisioneros en su mayoría judíos, a realizar trabajos forzados hasta el momento de su muerte. 

Sin embargo, hay otra parte oscura de la historia de una de las potencias que apoyaron el mandato de Hitler: Japón. En este país se hizo uso de la tecnología de una manera que ninguno de los países aliados imaginaba, ya que en esa época, tanto Rusia como Estados Unidos apostaban a la investigación de la energía nuclear para el desarrollo de armas.

Sin embargo, en Japón se creó el escuadrón 731, conocido oficialmente bajo el nombre de Laboratorio de Investigación y Prevención Epidémica del Ministerio Político de Kempeitai, que no era más que un campo de concentración al más puro estilo nazi, donde se realizaban los más crueles experimentos en seres humanos ¿El objetivo? Desarrollar armas químicas y biológicas capaces de infectar a países enteros… 

El director de estas infamias contra la humanidad fue Shiro Ishii, el doctor que estaba encargado de dirigir los horribles experimentos. 

1.- Miembros del Escuadrón 731 fusilando a un grupo de civiles chinos.


2.- Así lucía un campo de concentración japonés, en la esquina superior se aprecia el rostro de un soldado sonriendo ante la desgracia de los prisioneros. 


3.- Así quedó el cuerpo de una mujer víctima de los experimentos del Doctor Shiro Ishii, no se sabe exactamente el objetivo de este experimento en particular, muchos dicen que era para satisfacer las fantasías sanguinarias de este hombre.



4.- En la imagen de la izquierda vemos el retrato del Dr. Shiro, y del lado derecho un par de investigadores bañando a uno de los prisioneros.


5.- Así lucía la mano de un prisionero infectada con antrax.


6.- En este archivo se aprecia la foto de un niño de aproximadamente 11 años de edad, a quien abrieron con un bisturí, todos los experimentos, los realizaban sin anestesia.



7.- El cuerpo abierto de una mujer embarazada y su bebé de 8 meses, en el experimento murieron ambos y los disecaron con fines de investigación, aunque no se sabe exactamente el objetivo.


8.- Los descuartizamientos eran cosa de todos los días en los campos de concentración japoneses.


9.- Así exhibían las cabezas de los prisioneros que buscaban rebelarse o intentaban escapar.


10.- Un soldado del escuadrón 731 posando con una sonrisa mientras sostiene la cabeza decapitada de un civil chino.


11.- También se usaban métodos de tortura contra los soldados traidores para obtener información; los tormentos podían durar incluso semanas.


12.- Aquí se aprecia cómo un médico ayudante realiza varios cortes al cuerpo sin vida de un bebé.


13.- Se veía mucho este tipo de imágenes en las que abrían los torsos de las víctimas, por lo general cometían actos atroces antes de realizar estas autopsias.


14.- Las manos de una niña infectadas con antrax, esta pequeña tenía aproximadamente 6 años.


15.- Para castrar a las víctimas les administraban una droga que los inmovilizaba, pero no era anestesia, así que aunque no pudieran moverse, sentían el insoportable dolor. La mirada de este hombre lo dice todo.


16.- En este periodo el gobierno japonés desarrolló un enorme interés por la muerte. Para ese propósito sacrificaron la vida de millones de presos de guerra. Mientras seguían con vida los médicos abrían sus cuerpos, exponiendo sus órganos internos, pero luego de algunos minutos la mayoría morían desangrados. Entonces los médicos comenzaban su análisis. 

Esta practica realmente no contribuyó a ningún avance para la ciencia. Por lo que será recordada como un eficaz y doloroso método de tortura.



17.- Sin duda esta práctica fue la más retorcida y horrible que pudieron haber utilizado en sus campos de concentración. Lo que hicieron con millones de bebes fue en verdad abominable. Los japoneses cuentan con un gran número de creencias y tradiciones, una de ellas sostiene que el hombre rejuvenece cuando se alimenta con la carne de niños recién nacidos y que padecieran limitaciones físicas notorias. Para ellos los bebés de nacimiento prematuro, trastornos mentales y discapacidades físicos, no son aptos para llevar una vida digna.  




17. Es importante recordar que sus campos de concentración fueron diseñados para desarrollar armas biológicas de destrucción masiva. Y para llevar a cabo las pruebas de efectividad decidieron experimentar sacrificando a todo niño que hubiera quedado huérfano.

Se rumora que por lo menos 3 mil niños fueron asesinados de la peor forma. Todos en un estado indescriptible de dolor y agonía.




Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda