Lo mataron para cortarle los cuernos. Pero encontraron algo escalofriante dentro de él


Aunque parezca increíble, la caza de elefantes sigue siendo una de las actividades favoritas para los cazadores más adinerados y extrovertidos en todo el mundo, llevándose consigo la vida de miles de estos majestuosos animales únicamente por gusto o por la venta de uno de los materiales más preciados en el mundo, el marfil que se consigue de los colmillos de estos gigantes mamíferos. 


Anteriormente cazar elefantes no era más que una práctica de supervivencia de los campesinos, nunca los mataban con la intención de conseguir su carne, su piel o el marfil de sus colmillos, si no de tratar de salvar los alimentos por los que competían entre humanos y animales, sin embargo, hoy en día se acerca cada vez más a la extinción de estos gigantes animales por un simple negocio.

Las masacres crecen cada día más y en verdad muchas veces sorprenden, fue el caso de unos cazadores afroamericanos, Aiden Grant y Jacob Matterson, que acudieron al continente africano en búsqueda de una ejemplar en particular de elefantes para poder apoderarse de sus colmillos y así obtener marfil rojo, uno de los más preciados en el mercado negro, pero fue la sorpresa de estos sujetos que al momento de intentar cazar a este elefante, luchó incansablemente, golpeaba, atacaba a sus asesinos y se aferraba a la vida como tratando de defender algo. Su lucha fue en vano, pudo más el poder de las armas y un poco de pólvora, pero lo impensable llegó al momento de destazar al valiente elefante, no solamente luchaba por su vida, luchaba por conservar la vida de un pequeño que se encontraba desarrollándose en su vientre.



Los cazadores se sorprendieron tanto por el hallazgo que comenzaron a tomar fotografías para tener un registro de su aventura, sin embargo, alguna de las personas en el lugar logró obtener una imagen de este momento y los denunció ante las autoridades debido al coraje e impotencia que sentía por terminar tan fríamente con la vida de dos animales únicamente por obtener sus colmillos.

Esto levantó el escándalo entre activistas en favor de la vida y conservación de los animales que ejercieron tanta presión a las autoridades que estos sujetos terminaron tras las rejas, lamentablemente el dinero y el poder pudo más que las mismas leyes y actualmente se encuentran libres, seguramente cazando más elefantes.


Lo más insólito de esto es que los colmillos tienen un valor de tan solo 200 libras, equivalente a cerca de 5,000 pesos mexicanos, y debido a que no pueden ser quitados simplemente de las mandíbulas del animal por la gigantesca fuerza que tienen, deben ser asesinados y después extraerlos. ¿Entonces eso es lo que vale la vida del animal?



Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda