8 datos impactantes del Titanic que NUNCA imaginaste. La verdad ya fue revelada




Seguramente has escuchado hablar del histórico Titanic, el transatlántico británico que se hundió la noche del 14 de abril de 1912 en el océano Atlántico. 

Esa trágica noche cobró la vida de más de mil hombres, mujeres y niños. Sin embargo, los mitos alrededor de este barco siguen dando mucho de que hablar y como prueba de ello sabemos que existen cientos de publicaciones, documentales y noticias al respecto. 


Han pasado muchos años y hasta el momento la explicación oficial sobre lo ocurrido sigue dejando más preguntas que respuestas. Nosotros creemos que es tiempo de conocer la verdad por eso hoy te traemos los 8 datos más sorprendentes sobre el Titanic que nunca antes habían sido revelados. 

1. 14 años antes del hundimiento del Titanic fue publicado un libro de ficción llamado “Futility”, escrito por el autor Morgan Robertson, en el se cuenta la historia de un barco llamado “Titán”, que al igual que el Titanic era conocido como el inhundible; también se le llenó de gente rica y de alta sociedad, pero en su primer viaje chocó con un iceberg y se hundió, también en una noche del mes de abril. Además, “Titán” tenía un peso, longitud y capacidad exactamente igual al Titanic. Esta gran coincidencia sugiere que el hundimiento del transatlántico británico fue un atentado provocado por el mismo gobierno inglés. 

2. Si el Titanic se hubiera estrellado de frente con el iceberg hubiera podido mantenerse a flote, ya que solo se habrían inundado dos compartimentos, de esta forma hubiera podido seguir navegado. 

3. 5 segundos fueron letales para el Titanic. Si se hubieran tardado 5 segundos más en observar al iceberg se pudo haber evitado el choque. Y si hubieran sido 5 segundos menos el buque se hubiera estrellado de frente.

4. La historia nos cuenta que el primer oficial Murdoch dio la orden de dar marcha atrás y de dar la vuelta para evitar el impacto de frente. Si estas ordenes nunca se hubieran dado el barco hubiera evitado al Iceberg por unos metros de distancia.

5. Entre los pasajeros que perdieron la vida en el barco estuvo un mexicano, el diputado Manuel Uruchurtu Ramírez, que se encontraba en París de visita. Durante el accidente el mexicano decidió ceder su lugar a una mujer que aseguró que en Nueva York la esperaban su esposo y su hijo. 


Para ceder el lugar el diputado solo pidió a la mujer que visitara a su esposa en Veracruz y le contara lo que pasó. Él murió esa madrugada, ella visitó Veracruz hasta 1924. Y años después se comprobó que la mujer nunca estuvo casada y mucho menos tuvo hijos. 

6. En Mayo de 1999 falleció la última superviviente del accidente, a los 97 años. Millvina Dean tenía nueve semanas de haber nacido cuando sucedió el hundimiento. 

7. Robert Mills fue uno de los sobrevivientes del naufragio y vaya que sufrió antes de ser rescatado. Sobrevivió una hora y media en el agua antes de subir uno de los botes salvavidas, todo gracias a su borrachera.

8. Desde ese día la unión de sucesos fatales, todos desafortunados, que resultan en un desastre se suelen conocer como “efecto Titanic”: basta que un eslabón falle para producir la catástrofe. 




Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda