Se ahorcó el día de su boda. No creerás con quién la obligaron a casarse

china violador abuso verguenza crimen horror

Para Xuan Pei, una joven de 16 años originaria de China, su cumpleaños número 16 fue el peor de todos.

El día que celebraría ese número mágico, había dormido soñando con terminar la escuela y convertirse en una profesionista exitosa. Sus padres la despertaron con su  pastel favorito, desayunaron juntos y se fue a la escuela, de ahí iría a comer con algunas compañeras. 


Cuando se dirigía a casa, Xuan Pei iba en el metro y vio a un chico universitario que la veía detenidamente pero no puso mucha atención. Se puso los audífonos, leyó unos textos que tenía de tarea y sólo esperaba llegar a su parada. El vagón se fue vaciando y cuando menos lo esperaba ese joven misterioso le cubrió la boca, empezó a tocarla por debajo del uniforme y luego lo hizo con violencia, le arrancó la ropa interior y abusó de ella.  Xuan Pei sólo veía al chico encima de ella sudando como un animal sin ningún remordimiento, sabía que de nada servía gritar, nadie escucharía. En pocos minutos dejó de luchar hasta que el joven terminó ese asqueroso acto. 


Llegó a su casa con la mirada perdida, su padre estaba muy atento a la televisión pero su madre notó algo raro y la siguió a su cuarto. Al contarle lo ocurrido su madre no mostró emoción alguna, simplemente le dijo que esas cosas pasaban y que ahora nadie podía saber pues el hecho afectaría el honor de la familia. Xuan Pei no podía creer el consejo de su madre, miraba su cuerpo con asco y con trabajos pudo dormir. 


Al día siguiente Xuan Pei se dirigía a la escuela, iba distraída hasta que notó que el joven la esperaba a un lado de la puerta de su escuela. Pensó en volver a casa pero él ya la había visto y temía que la persiguiera y volviera a abusar de ella. Lo ignoró al pasar, fue a todas sus clases y a la salida él seguía ahí. Toda la semana fue lo mismo hasta que al salir no lo vio. Respiró tranquilamente y siguió con su camino pero al llegar a casa se le heló el corazón. Lee Honk, el joven que la había ultrajado platicaba con sus padres y ellos le informaron que en los próximos meses se casaría con él. Ella se negó, pero volvió a escuchar el pretexto del honor familiar, sus padres agregaron que después de lo ocurrido nadie querría estar con ella y que se quedaría como una solterona toda la vida. Corrió a su cuarto sin poder contener las lágrimas y muchas ideas rondaban su mente ¿Acaso su abusador sería el hombre con el que compartiría toda la vida? Pensó en huir  pero sabía que jamás podría ver a sus padres a la cara y sólo se ocurrió una cosa : morir.

Diariamente Lee Honk iba a su casa para planear la boda, Xuan Pei siempre se mostraba inexpresiva y de repente hasta vomitaba en el baño por lo mal que se sentía. El día de la boda todo estaba listo, pero cuando Xuan Pei debía bajar para ser acompañada por su padre al altar no apareció. Su madre subió a buscarla y ahí la encontró … colgada en la ventana.


Xuan Pei se había quitado la vida después de haberse visto en el espejo lista para casarse. Sabía que esos minutos a solas eran suficientes para dar su último aliento pues cualquier cosa era mejor que vivir un infierno en vida. Como el abuso nunca se denunció Lee Honk jamás puso un pie en la cárcel y quizá ya está en busca de su siguiente víctima…



Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda