Dime qué tipo de ombligo tienes y te diré qué enfermedades tendrás.


Cuando comienzas a verte un poco pálido se puede comenzar a sospechar que estás sufriendo de algún tipo de malestar, el cual por lo general termina siendo alguna enfermedad estomacal o mera deshidratación. Con este mismo principio, es posible deducir qué tipo de enfermedades puedes parecer de acuerdo a la forma de tu ombligo.

Lo sé, parece raro, pero no lo es. Aquí te dejamos las enfermedades que puedes padecer de acuerdo a la forma de tu ombligo.



1.- Ombligo que sobresale/ “de botón.”

Tener ombligo de botón significa que eres una persona más propensa a padecer hernias, ya que por el simple hecho de tener el ombligo “salido” significa que cargas con una pequeña hernia. Pero si a eso le aumentas esfuerzos innecesarios y tratas de levantar cosas que apenas puedes, el riesgo de que la hernia evolucione es muy grande.

2.- Ombligo pequeño.

Si tu ombligo es pequeño, eres una persona que es muy propensa a enfermarse de gripa, de alguna manera siempre estás a punto de o a punto de salir de la enfermedad, pero casi nunca se te ve completamente sana.


3- Ombligo en forma de pozo.

El ombligo por dentro por lo general significa que tienes problemas de sobrepeso y que tal vez seas propenso a malestares con tu digestión, lo que a veces puede causar un poco de estreñimiento. Las enfermedades que puedes padecer casi siempre tendrán que ver con el sistema digestivo.



4.- Ombligo en forma de almendra. 

Este más que nada será pequeño y tendrá unas pequeñas líneas dentro, es decir, se mirará el fondo del ombligo pero no será suficiente para contar como ombligo de botón. Si tu forma de ombligo es esta, debes de tener cuidado con las migrañas y dolores musculares, con el tiempo puedes llegar a tener huesos débiles y correr el riesgo de desgarres de músculo. 

5.- Ombligo en forma de U. 

Este es de los ombligos más bonitos que, a pesar de que puedes ser más propensa a enfermedades del riñón y cutáneas. Tus hijos tendrás menos posibilidad de nacer con alguna deformación genética.

Así que ya sabes, si bien no es completamente seguro, no dejes de prestar atención a las zonas indicadas de acuerdo a tu ombligo, ya que siempre es mejor prevenir que lamentar.

¿Qué forma tiene tu ombligo?


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda