Estudio reveló un dato escalofriante sobre los penes que todos deben saber YA. Es Urgente compartir


Mucho se ha investigado respecto a pene masculino. Durante años se han realizado encuestas, análisis y complejos estudios; sin embargo, hasta hace poco tiempo, el hombre ha encontrado verdades científicas muy útiles que le permiten entender mejor su cuerpo y sobre todo, su pene. 

Según la medida estándar mundial, la mayoría de los penes del mundo miden aproximadamente 13.12 centímetros durante la erección y 9.15 centímetros cuando el pene se encuentra flácido. 



Afortunadamente, los científicos de la Universidad de Londres, en Reino Unido, realizaron una investigación donde revelaron un dato que a todos los hombres nos preocupa mucho: si el pene no se usa, se acorta. 

Según los estudios que se realizaron en más de 15 mil hombres provenientes de todas partes del mundo. 

El pene que no tiene erecciones continuas o relaciones sexuales, por lo menos una vez a la semana, al cabo de dos años, puede perder grosor y algunos centímetros de largo. 


La medida de dicha reducción no es igual para todo el mundo, depende completamente del organismo de esa persona; sin embargo, en un 87% de las veces, los hombres que dejaron de tener sexo resintieron un acortamiento del pene, que en los casos más severos, llegó a ser de hasta 2.3 centímetros. 

La razón, según los científicos de la Universidad de Londres es que, al igual que cualquier músculo del cuerpo, el pene necesita un ejercicio constante, de otro modo, se atrofia. 



En el caso del pene, es la falta de erecciones, es decir, la falta de flujo sanguíneo que a su vez es la falta de oxigenación, la que termina perjudicando y reduciendo el tamaño del pene. 

Los especialistas aseguran que existen maneras de regresar el pene a su tamaño original; sin embargo, requieren un gran esfuerzo y mucha disciplina. Por ejemplo: la buena alimentación, rica en vitamina D y el ejercicio, pueden ser fundamentales para restablecer el tamaño regular del pene. 

También los ejercicios de Kegel podrían fortificar esa zona. Uno muy sencillo consiste en contraer los músculos de las vías urinarias, mientras se está orinando, con la intención de detener el chorro por un par de segundos. Solo se debe de repetir 3 veces por cada ida al baño. Este ejercicio fortalecerá tu pene y te permitirá, poco a poco, gozar de erecciones más intensas, duras y duraderas. Tu novia no tendrá escapatoria.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda