Engañó a su novia y ella se vengó. Le hizo sexo oral y 3 horas después estaba muerto

veneno cianuro sexooral chupada labios infidelidad horror crimen

Si hay algo de lo que siempre debes temer es una mujer celosa y herida, pues su inteligencia les hace idear las venganzas más crueles del mundo, para muestra esta historia de un amor que tenía todo para ser perfecto pero les llevó a la tumba.

Cuando Ana conoció a Luis en la preparatoria sintió que se enamoró a primera vista. Él era como el príncipe de las películas que había visto de niña, tenía una sonrisa encantadora, gran personalidad, era gentil y atento con sus compañeros, bueno, un excelente partido. Por su parte ella era la clásica niña de casa, bien portada, inteligente, atenta, y extremadamente femenina, juntos hacían la pareja perfecta. En el último semestre estudiaron juntos por las tardes para prepararse para el examen de ingreso a la universidad, Ana entró a la carrera de Ingeniería en Sistema y Luis a Derecho, todo parecía perfecto…pero algo horrible comenzaba a ocurrir. 


Luis comenzó a serle infiel a Ana, sus facultades estaban lejos una de la otra, tenían horarios que no coincidían y sólo se veían el fin de semana. Luis era tan popular que se hizo famoso incluso fuera de derecho, las chicas de la universidad hablaban sobre lo bueno que era en la cama y así, de boca en boca Ana supo que Luis le era infiel.


Ana siempre se había cuidado cuando hacían el amor, pero el pensar que Luis había estado con varias mujeres le hizo temer que le hubiera contagiado alguna enfermedad y hasta sintió asco se haber estado con él, los celos la volvieron loca y decidió cobrar venganza.

Su tío trabajaba con metales y así tuvo acceso fácil a unos cuantos gramos de cianuro. Después acudió a una sex shop a comprar protectores labiales y bucales para sexo anal y mezcló el cianuro con brillo labial. La idea era que Luis sufriera después de que ella le hiciera sexo oral pero por ahora no podía sospechar nada. 

Ese día Ana le mandó varias imágenes intensas a su teléfono, sus piernas, su escote, su abdomen... luego de varias  horas de provocarlo, Luis no podía esperar más y deseaba hacerle el amor como nunca. Al salir de la escuela no perdió tiempo y rápidamente llegó a la casa de Ana, ella le esperaba tan cariñosa como siempre. Pusieron una película, empezaron los abrazos, los besos y en pocos minutos ella ya estaba arriba encima de él. Luis comenzó a quitarle la ropa, pero ella tomó el mandó, le desabrochó los pantalones y empezó a jugar con su pene, una chupada, dos, y el brillo labial de Ana se quedaba marcado en el pene de Luis…ya que él terminó en la boca de Ana, ella fue al baño para limpiarse. Ahí se removió el protector bucal y tomó un medicamento que prevendría los efectos del cianuro que quedó en sus labios.


Luis no corrió con la misma suerte. Antes de volver a hacerle el amor a Ana decidió tomarse un rato para relajarse y recuperar energías, pusieron el primer capítulo de una de esas series de moda que lo atrapó con las primeras escenas y dos horas después empezó a sentir ardor en su pene y un dolor intenso en su pelvis. Primero Ana dudaba en ayudarlo, mientras él se retorcía de dolor ella le reclamó sus infidelidades, estaba muy dolida por todo lo que había ocurrido, quería verlo sufrir pero en algún momento no pudo más y llamó a la ambulancia…era demasiado tarde. 

El cianuro ya estaba en el cuerpo de Luis, cuando Ana le practicó sexo oral provocó que esa sustancia ingresara a su cuerpo y que se mezclara en su torrente sanguíneo. Tres horas después de ese momento sublime, Luis dio su último aliento.

Hoy Ana está siendo enjuiciada por el crimen y sólo le quedan los mejores momentos que vivió al lado de Luis…


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda