Mira por qué NUNCA debes ir a un Motel. Tus papás te verán en internet


La vida de motel es muy común a cierta edad, sobre todo en la juventud que todavía no se sale de casa de sus padres y necesita un lugar para ir a darle cómodamente y sin interrupciones. Pues hoy te vamos a decir las desventajas que tiene andar brincando de motel en motel, y por qué es mejor que te esperes a que tus padres se vayan de vacaciones o con tus tíos… No te arriesgas y es mucho más seguro.

Estas son las 10 razones por las cuales es mejor evitar los moteles.

1. Infecciones

Este es uno de los problemas más graves que puedes tener visitando moteles. No sabes quién estuvo antes que tú, no sabes si tenía alguna enfermedad y de lo que sí estás seguro, es que no se puso a limpiar todo lo que tocó, o sudó o a lo que le tiró lo suyo… Tener contacto con estas cosas te puede dar infecciones muy serias y enfermedades hasta mortales.

2. Cámaras escondidas

Todos sabemos que en algunos moteles tienen la práctica horrible de poner cámaras ocultas en los techos o en donde sea, para grabar lo que pase ahí adentro. Luego, ese material donde aparecen ustedes, es vendido a alguna página de internet y una vez ahí, todo el mundo te podrá ver. También suelen extorsionar a sus clientes, diciéndoles que si no quieren que eso pase, les den dinero.

3. El precio

Estar metiéndote a un motel, una vez o dos por semana representa un costo muy alto. Si te pones a hacer cuentas, con lo que te gastas por mes ahí fácilmente puedes rentar un departamento pequeño para que sea tu nido de amor. Así te evitas los riesgos estos, y estás más cómodo y a gusto.



4. El momento incómodo cuando te encuentras a alguien en la entrada

También puede pasar que vayas entrando, y alguien que conoces como un amigo o hasta un familiar, vaya saliendo o esté enfrente de ti… Nomás van a cruzar miradas, van a agachar la cabeza y se van a poner muy incómodos.

5. Siempre están llenos y te tienes que esperar

En fines de semana, lo más común es que todos los que te quedan cerca, estén llenos. Te dicen que si te quieres esperar un rato y si dices que sí, pues no te queda de otra mas que estar en el carro esperando tu turno, desesperados los dos porque ya quieren empezar a darse todo el amor que tienen guardado… Esos minutos son los más largos de la vida.

6. Sorpresas asquerosas

Sabemos que las mucamas o las personas que hacen la limpieza solo lo hacen por encima y nomás para que se vea medio limpio; así que no dudes, que en algún lugar puedas encontrar un gorrito de plástico para hombres, algunas pastillas, juguetitos olvidados y muchas cosas más. Ni se te ocurra agarrarlos, ni olerlos ni nada.

7. Si es fin de semana te dan menos tiempo

Los fines de semana, como hay más gente solicitando entrar, te recortan el tiempo dejándote un par de horas, y también le suben al precio. Pagas más por menos tiempo de diversión. Y si te pasas un minuto, ya te están marcando de la recepción para que te apures y te salgas o pagues la hora extra… Otro momento incómodo.



8. Ni se te ocurra usar la regadera

Otra vez, no sabes quién se bañó antes que tú ahí, pero las de limpieza no desinfectan ni con cloro ni nada. Así que si el anterior se metió a bañar y tenía hongos en los pies, vas a salir de ahí con una horrible sorpresa.

9. Menos uses la alberca

Meterse a la ducha es malo, pero peor es meterse a la alberca. Bueno, hay moteles que tienen cuartos así, pero la verdad es que no los recomendamos. Imagínate cuánta gente pasa al día por ahí y dejan todos sus fluidos en el agua. Claro, no es como que la vacían y la vuelven a llenar cada vez que alguien renta el cuarto… Es una muy mal idea andar nadando entre líquidos de alguien más.  ASCO.

10. Las cobijas

Las cobijas, cobertores y sábanas, las cambian como hasta la tercera o cuarta usada, dependiendo de las políticas del motel, pero ninguno las cambia por renta. Así que te vas a acostar donde alguien más ya dejó todo su sudor y sus demás horribles y viscosas cosas…


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda