8 trucos para que NUNCA más te duela. Ahora sí sentirás rico y te vendrás


Muchas veces sucede que en lugar de que meterse a la cama sea un montón de sensaciones agradables y felices, sea puro dolor y que toda la acción se transforme en un verdadero horror e infierno. Hay muchas formas de asegurar que todo sea muy bueno para los dos, y que no les queden más ganas que volverlo a hacer. 

Aquí te vamos a dar las 8 formas en las que puedes reducir el dolor a nada. Puras cosas bonitas vas a sentir. 

1. Conócete 

Es lo primero que tienes qué hacer. Tienes que saber cómo es tu cuerpo, cómo reacciona, qué cosas le sientan bien y cuáles no. Tienes que tener sesiones de práctica con tu pareja para que conozcan sus límites y gustos. Una vez que hagas esto, sabrás qué es lo que más te gusta y qué es lo que no quieres hacer. Esto ya es un paso enorme. 

2. Usa aceite para resbalar 

No tiene nada de malo usar este tipo de productos. Esto lo que hace es reducir la fricción, que es lo que más te molesta y lastima. Con estos aceites que puedes encontrar en cualquier tienda, vas a poder disfrutar más. Solo asegúrate que sea a base de agua y no de petróleo para que no corras riesgos de infección. 



3. Comunicación con la pareja 

Esto es algo primordial, no solo en las relaciones sino en la cama. Tienen que saber los dos qué es lo que no le gusta a su pareja y qué lo vuelve loco. Entre más se conozcan y conozcan más detalles del otro, menos cosas dolorosas se van a hacer, pues van a saber que lastiman. Si no hay comunicación, la pareja nunca lo sabrá y seguirá haciéndolo como si fuera algo rico y pues no lo es. 

4. Revisa los productos que usas

Cada una de las cosas que uses, hasta los gorritos de látex, tienes que revisar que no te causen alergia o alguna reacción incómoda y dolorosa. El jabón con el que te bañas puede alterar también tu acidez y hacerte la piel más irritable. Algún medicamente que estés tomando también puede tener este resultado en tu zona, así que mejor asegúrate de que todas estas sustancias no te hagan daño.

5. Relájate y déjate llevar 

Estás apunto de tener una experiencia maravillosa, no tienes por qué estresarte, ponerte tensa y rígida. Si tus músculos están así, vas a hacer todo más difícil y doloroso. Lo mejor es dejarte llevar y poner todo en un ambiente de confianza y paz. Para eso sirve mucho la comunicación entre pareja. 

6. Las posiciones 

Tienes que probar todas las que conozcas y las que puedas y quieras. Quizá hay algunas que por el ángulo en el que estás, te producen dolor, pero también habrá otras que te hagan sentir que estás en la gloría. La única forma de saber cuál sí y cuál no, es hacerlas todas… Es un proceso muy agradable, la verdad. 



7. Quizá tenga un tamaño monstruoso

Si tú pareja tiene un bate allá abajo, no te va a quedar de otra mas que hablar con él y decirle la verdad. Usar muchos aceites especiales para que todo resbale y hacer posiciones que no te lastimen. Con estos dos trucos vas a poder tener la mejor de las noches sin nada de dolor.

8. Alguna enfermedad física o mentales que tengas

Muchas chicas experimentan una enfermedad en que las paredes de su órgano no se expanden y simplemente se queda cerrada. Esto pasa cuando se lleva mucho tiempo sin tener un encuentro o por cuestiones psicológicas. Si ya pusiste en práctica todo lo anterior y no se te quita, tienes que ir con tu doctor para que te diga si este es tu problema.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda