8 diferencias entre los hombres que la tienen chiquita y los que la tienen grande

Grande chico hombre tamaño miembro diferencias

Hay muchas diferencias que están ahí a simple vista para que todos las notemos. Son tan sencillas y tan básicas, que a veces hasta resultan obvias… Pero no hablamos de diferencias tan irreales como  que uno tiene el pie más grande o que está más narizón; sino de conductas y actitudes que hacen que su tamaño y la seguridad o inseguridad que les da, se refleje en todas las cosas que hacen en sus vidas… 

Estas son las diferencias principales entre los hombres que tienen tamaños diferentes de sus asuntos… Son muy diferentes los que tienen una boa a los que tienen una lombriz, te vas a sorprender. Compártele la nota a tu amigo que es así, para que sepa que lo descubriste.

1.- A los que la tienen chiquita les encanta presumir que tienen bates de acero ahí

Como dice el dicho: Dime de qué presumes y te diré de qué careces… Así de sencillo es esto, mientras uno que la tiene chiquita se la pasa diciendo que vuela pelotas del parque son su palo, el que la tiene grande se sientan y se relajan con tranquilidad, a espera que las chicas hablen acerca de eso y les hagan su reputación de súper dotados. 


2.- Los chiquitos son muy inseguros 

Uno de los peores defectos de los que la tienen chiquita, es ser muy inseguros… Y eso no es lo peor, lo más horrible del asunto, es que intentan decirle a la gente que ellos mandan y que tienen el poder. De esa forma se elevan la autoestima, que antes tenían por el suelo por tenerlo pequeño… Un jefe en el trabajo, o un maestro en la escuela que lo tiene chiquito, lo ubicas fácilmente porque es el más gritón, el más grosero, el más mandón y todo eso… Los que la tienen grande, son tan seguros de ellos mismos, que no tienen que demostrar nada. 

3.- Los de tamaño enanito siempre tienen cosas grandes

Los psicólogos dicen que los que tienen tamaños pequeñitos siempre van a buscar llamar la atención con cosas grandes. Son los que tienen la camioneta más grande, el carro súper deportivo, la ropa de marca fina, los zapatos de moda… Todo esto lo hacen para tratar de atraer a mujeres que se fijen en eso… Al grandote le llegan solas porque entre ellas se cuentan cómo está la cosa y van a buscarlo. 

4.- Los que la tienen de perrito chihuahua 

Así son exactamente como esta mascota… Cuando hay problemas gritan, como que tiran golpes, se ponen en posición pero a la hora, nomás se echan para atrás. Uno que la tiene grande llega y pone orden como si nada. 

5.- Los lombrices se visten de formas muy llamativas 

Esto siempre lo hacen porque es la forma en la que saben que pueden conquistar a una chica, y es la herramienta que tienen a favor para suplir su falta de centímetros allá abajo. Los que tienen un garrote no le dan importancia a esto, saben que su talento es otro y no escoger ropa bonita y combinada. “Los lombrices” siempre andan con cadenas, esclavas de oro, relojes carísimos y enormes y con la camisa desabrochada sacando el pelo en pecho que no tienen…

6.- El que da pena se la pasa contando historias del santo contra las momias y nadie le cree

Son muy buenos para hablar y siempre se la pasan contando que un día se echaron a unas gemelas y que el día siguiente a la mamá de Tarzan y así, aventura ficticia tras aventura inventada… Son unos mentirosos de lo peor y siempre cuando le preguntan cuántas se ha echado, dice que ni se acuerda porque son muchas, pero que fácil unas 100… Obviamente apenas lleva 1 y si bien le ha ido. 

7.- Los que cuentan el mejor chiste de sus vidas cuando se bajan los pantalones son muy agresivos 

Como están enojados con la vida porque le dio una miseria de cosa, se la pasan insultando a la gente, gritando, haciendo corajes de la nada, intimidando y amenazando… Todo para demostrar poder en algún lado porque ahí abajo no lo tienen… Los grandotes son muy tranquilos, están contentos con la vida y lo demuestran. 

8.- Los de tamaño recién nacido saben mucho acerca de las cosas de la cama 

Los que la tienen chiquita son muy mañosos. Constantemente están investigando cosas de cómo hacer feliz a una mujer, en dónde tocarla, cómo tocarla… Todas esas cosas son las que solo sabe un chiquito. Como no tiene mucho con qué trabajar, pues tiene que recurrir a otras tácticas. Por eso tiene que saber todo lo que pueda, mientras un mastodonte sabe que en cuanto saque a jugar al animal, ya ganó. 


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda