7 momentos cuando una mujer se pone más cachonda. Se dejará hacer lo que sea

mujeres desear pareja relacion cama querer

Estos deseos que repentinamente aparecen en nuestro cuerpo, no surgen de la nada o mágicamente, todos aparecen porque en el cuerpo hay reacciones dependiendo de muchos factores externos muy extraños; por ejemplo, cuando una chica se enoja, su cuerpo libera testosterona y esto hace que le surjan ganas de reconciliarse inmediatamente con su pareja… Así hay muchas situaciones en la vida, que si sabes cuáles son, puedes aprovechar para lograr conquistar a esa chica que tanto has querido.

Estos son 7 momentos en la vida de una mujer, en que las ganas se le suben a la cabeza y está lista y está dispuesta a hacer lo que sea…

1. En los días más fértiles su mes

Todos sabemos que hay días en los que no están fértiles, y que también hay días en los que sí. Son por lo regular a mediados de su mes… En esos días las hormonas de su cuerpo le están pidiendo a gritos que se reproduzca… Por eso se desesperan por salir y encontrar quien les haga el favor, si es que no tienen pareja claro. Son buenos días para aprovechar y tirarle la onda a una chica, seguramente te dirá que sí.

2. Después de 2 copas de vino

Un estudio en Italia demostró que la cantidad de vino que se necesita para inhibir ciertos deseos en una mujer, es de dos copas. Esta cantidad aumenta el flujo de la sangre hacia esas zonas en la mujer que las emocionan bastante. Si toma más, aclararon en el estudio, el cerebro empieza a apagarse y las ganas se van…



3. Después del ejercicio

Hacer ejercicio representa al cuerpo una gran cantidad de beneficios  a la salud y de ventajas químicas. Una de esas ventajas, es la liberación de muchas hormonas que se encargan de hacer que la mujer sienta muchas ganas. Correr 15 minutos al día va a ser que una mujer tenga más ganas que una que está sentada en la escuela o en la oficina todo el día. Las mujeres deportistas disfrutan más la vida.

4. El verano

En esta época del año, hay varios factores que hacen que la mujer aumente sus ganas. Uno de ellos es el calor que aumenta la liberación de endorfinas en el cuerpo, y el otro factor son las vacaciones, el tiempo libre y las fiestas que regularmente se hacen al aire libre… Por eso a mucha gente le fascina el verano.

5. Bailar

Hay unos bailes que son muy provocativos, el tango es un buen ejemplo, pero generalmente bailar con una pareja, hacer esos movimientos coordinadamente y pegaditos, hace que las palpitaciones suban, se deje de producir cortisol, que es la hormona del estrés, y que todo fluya y apunte directo a la cama… No hay mejor cosa que bailar.

6. Después de una pelea

Cuando estamos en una pelea, hay dos cosas que están fluyendo en nuestra sangre por montones. Una es la adrenalina y la otra es la testosterona… Las dos llenan de ganas al cuerpo de darle una sacudida a la cama. Sí, por esta razón es que siempre que pelean terminan encerrados pasándola de lo mejor. Además que es la mejor sesión que van a tener porque estas dos hormonas juntas les van a dar más fuerza, firmeza y van a durar mucho más tiempo.



7. En un momento de un gran momento de felicidad

Esto también influye mucho porque se están liberando una gran cantidad de hormonas como la dopamina y la serotonina, que ambas producen que el cerebro se relaje, se tranquilice y se calme… Cuando estás muy feliz te van a dar muchas ganas de celebrar en la cama porque es justamente lo que necesitas para convertirte en la persona más feliz del mundo.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda