5 razones por qué las ateas lo hacen más rico. Por eso te preguntan si crees en Dios


Desde hace mucho tiempo, las religiones han limitado los gustos, las costumbres y las fantasías de las personas, tachando de “satánico” todo aquello que vaya en contra de sus creencias. 

Desgraciadamente, aquellos que pertenecen a organizaciones religiosas terminan frustrando su vida $3XU∂L, pues sus normas morales no les permiten explorar al máximo sus fantasías. 

Los religiosos que se aventuran a satisfacer sus deseos, terminan sintiendo culpa, ansiedad y decepción. Ante esto, el sociólogo estadounidense Darrel Ray, realizó un estudio donde analizó los niveles de culpa y frustración que experimentan los creyentes de distintas religiones. 

Entrevistó a más de 15,000 personas, entre Cristianos, Católicos, Mormones, Testigos de Jehová y Ateos. Sus resultados revelaron que las religiones más estrictas (Mormones y Testigos de Jehová) manifiestan en sus creyentes mayores niveles de frustración y sentimientos de culpa, En cambio, los ateos  (personas que no practican ninguna religión) son quienes mostraron mayor seguridad, confianza y libertad, lo que hace a este tipo de mujeres las mejores cuando se trata de ir a la cama.

Estas son las razones por las cuales los Ateos son más felices que los religiosos en los temas de la alcoba y el amor:



1.- Todos tenemos fantasías 

Las religiones les enseñan a sus miembros que sus fantasías son “pecados” y que son prohibidas por Dios. Esto provoca mucho remordimiento en los creyentes, pues al satisfacer sus necesidades, se sienten culpables, causando altos niveles de ansiedad, estrés e infelicidad. 

Los ateos, en cambio, disfrutan libre y responsablemente de su cuerpo, cumpliendo sus fantasías y anhelos, sin ningún remordimiento, viviendo una vida más alegre. 

2.- Los Ateos son más felices

Quienes no tienen apegos religiosos, disfrutan libremente de los “orales”, el cine para adultos y todo tipo de costumbres en la cama. Ellos no se limitan por las normas que otros hombres inventaron, son personas libres que experimentan sin culpas. Por eso son más felices. 

3.- Mala educación

Otros estudios han revelado que las familias religiosas, dan a sus hijos una educación $3XU∂L muy limitada, esto termina causando problemas en los menores, pues no tienen el conocimiento necesario para entender las transformaciones que su cuerpo experimentará entrando en la adolescencia.  



4.- No se preocupan por lo que sienten los demás

Los Ateos no se preocupan por lo que dicen las demás personas, ellos viven su vida según sus propias reglas y creencias. 

5.- Son físicamente más saludables

A diferencia de los religiosos, los Ateos reconocen que la vida íntima de las personas es muy importante para la salud mental y física, por eso aprenden a explorar sus cuerpos y mente, encontrando un equilibrio y una mejor calidad de vida.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda