5 cosas que todo hombre debe saber para tener un PЄNЄ grande. Te sobrarán las novias


Así como la falta de uso termina por echar a perder cualquier músculo, el “compañero favorito” de todos los hombres, “su amiguito”, podría sufrir severas consecuencias si no se utiliza. 

Toda la “oxigenación” que llega a esa zona a través de la sangre cuando sucede ese "mágico momento" ayuda a ejercitar y fortalecer los músculos de dicha parte, razón por la cual  el m13mbr0 mantiene determinado tamaño.

El Dr. Juan Carlos Acosta de la Torre, realizó un estudio con el cual demostró que los hombres que tienen poca actividad con su pareja (menos de 3 veces a la semana), terminan disminuyendo no solo su potencia, sino también el tamaño de su "parte", debido a la nula estimulación y mala circulación sanguínea en dicha zona.  

Así que ya lo sabes, utilízalo siempre con tu mano o con tu novia ¡Sin olvidar el cuidado y la responsabilidad! 

Si por alguna razón, empiezas a tener problemas con tu “amiguito”, no te preocupes, aquí te dejamos algunas recomendaciones muy efectivas:



1.- Cambia tu dieta y ejercítate 

El ejercicio mejorará la circulación y la oxigenación en todo tu cuerpo, esto es muy saludable para la potencia y duración de tu “amiguito”.

Si tienes una dieta muy nutrida en vitamina “D”, beneficiarán mucho la estimulación en esa zona, consiguiendo mayor energía, por mucho más tiempo. 

2.- ¡Deja de fumar!

Estudios han revelado que el tabaquismo puede provocar una disminución considerable en el tamaño del amiguito. En algunos casos, la reducción puede llegar hasta los 2 centímetros. 

3.- Ejercicios de Kegel

Consiste en la contracción voluntaria del músculo pubocoxígeo. En otras palabras, puedes practicarlo deteniendo el flujo de la orina, mientras estás orinando.

Estos ejercicios son muy recomendados para los hombres que tienen problemas levantando a su amiguito. 

4.- Acción interrumpida

Otra manera muy efectiva de aumentar el tiempo de potencia en el “amiguito”, es interrumpiendo “el clímax”, antes de acabar. De esa manera, esa parte se mantendrá parada y así lo acostumbrarás a mantener un flujo de sangre constante en esa zona. 



5.- Constancia

Recuerda que el cuerpo es adaptable. Al igual que un ejercicio constante puede sanar y fortalecer cualquier parte de nuestro cuerpo, nuestro querido “amiguito” también necesita acción y atención para mantenerse sano. No lo olvides, dejarlo que “duerma” de más, puede ser una muy mala decisión.


Recomendados


Artículo recomendado
BADABUN te recomienda